Ultima Edicion
Club Novias Magazine

nombre

apellido

fecha de casamiento

e - mail
Tel. (0230) 4667812

Especialistas

  • web2.jpg

CUIKA, fotografía

“CONTAR UNA HISTORIA, LINDA Y REAL, A TRAVÉS DE NUESTRAS FOTOS"

Francisca Sánchez Terrero, una de las cabezas de Cuika, define a la empresa como un grupo de fotógrafos que se inspira en lo genuino, que saca fotos cancheras pero sin olvidarse de lo tradicional. Saben contar historias con su lente y se preocupan por que el registro de un casamiento no quede perdido en un monitor, destinado a una vida puramente digital. “Hay que volver al papel, que las fotos trasciendan y no queden presas en un pendrive”.

¿Cómo empezó su camino con las fotos de casamientos?

Después de varios años de experiencia en otro estudio, en el que seguíamos una línea espontánea pero muy clásica, arrancamos Cuika con el casamiento de mi hermana. Se pensó la idea de hacer un estilo más documental, centrado en las emociones y en lo efímero, pero sin dejar de hacer las fotos que se hicieron siempre.

¿Qué intentan documentar?

Documentamos emociones y momentos. Le mostramos a los novios lo que ellos no vieron, porque se lo perdieron o porque se lo olvidaron. Y siempre tratando de registrar la otra cara de la moneda: cuando la novia entra a la Iglesia es un momento clave para registrar, pero también todo lo que pasa a su alrededor, la gente que la mira, gestos, emociones.

¿Con qué estilo se caracterizan?

Es un estilo documental y a su vez tradicional. Tratamos de centrarnos en los novios pero no caer en la monotonía. Un buen registro de un casamiento es contar la historia completa desde un montón de detalles y mini momentos que si no hay foto, pasan totalmente desapercibidos. Somos un poco chapadas a la antigua, y creemos que es muy importante resolverles a nuestros clientes ciertos temas, como que las fotos no queden en digital y nada más. Hacer un libro, imprimirlas, mostrarlas, enmarcarlas. Todo eso se perdió bastante y queremos recuperarlo.

¿Cuál es su opinión con esta moda del “fotoperiodismo” donde prevalece la espontaneidad y la no pose?

Está buenísimo que cada vez haya un registro más descontracturado y casual. Aunque tiene un lado negativo. A veces los novios se inclinan tanto por este estilo que se olvidan de hacerse la foto con la abuela, por ejemplo. O pedirle al fotógrafo que le saque fotos a los novios solos antes de entrar a la fiesta. Entonces termina el casamiento y tenes fotos re frescas, pero con el foco puesto en otro lado. Y al final, cuando uno quiere poner fotos del casamiento en su casa, querés las típicas. Porque las fotos que uno cuelga en su casa no son las espontáneas bailando un reggaetón.

¿Qué fotos no pueden faltar y cuáles podemos obviar?

Si bien hay fotos que representan un casamiento, también pasa que hay fotos que son claves para una novia y a la otra no le interesa tenerlas. Un ejemplo claro es una novia que no tiene papá. La foto de entrada a la Iglesia o la foto del vals la va a vivir como algo doloroso. Esa novia en particular va a morir por tener lindas fotos con su mamá o sus hermanos o tener fotones con sus amigas. Entonces depende de cada situación. Creo que el fotógrafo tiene que ocuparse de reunirse con los novios y que le cuenten cuáles son esas fotos claves para ellos. Para ese casamiento en particular. Porque cada casamiento es un mundo.

CUIKA
(011) 4805-5232
info@cuika.com.ar

Novias Magazine Edición N° 89