Ultima Edicion
Club Novias Magazine

nombre

apellido

fecha de casamiento

e - mail
Tel. (0230) 4667812

Editorial

Queridas novias:

Sinceramente no me resulta fácil escribir esta editorial. Quisiera decirles un montón de cosas. Un montón de cosas relacionadas con la familia. Sobre todo en este momento en donde la familia no goza de demasiada simpatía. Donde parecería que todo lo que se hizo y dijo hasta ahora carece de sentido. Pienso que no es así y es una lástima que esto suceda. Debemos luchar por nuestras familias, defenderlas, acuñalarlas, protegerlas. Y hacerlas crecer. Cada una a su manera, porque si hay algo que somos los seres humanos es cada uno distinto al otro. Con sus características, con sus creencias, con sus deseos, con sus virtudes y sus defectos, con sus historias personales que nos hacen únicos e irrepetibles. No pretendamos ser todos iguales porque la misma naturaleza del hombre así lo demuestra.

No se si tienen la mente puesta en este tema. Obviamente, la organización del casamiento, los detalles, la elección de los distintos servicios, el lugar y la comida, entre otras cosas, les tendrá la cabeza ocupada por un largo tiempo. Pero piensen que la decisión que tomaron es para toda la vida. No hay cosa más linda que formar una familia. Y es lo que ustedes están haciendo en este momento. Empezamos siendo dos y sólo Dios sabe cuantos terminaremos siendo. Los hijos nos alimentan, nos dan vida, nos permiten soñar, nos dan alegría. Y estoy convencido de que se forjan fuertes y maduros cuando nuestra relación es sincera, cariñosa, siempre pensando en el otro y en sus necesidades, sin mirar tanto nuestro ombligo sino, más bien, estando a disposición de los demás.

Busquen tiempo para ustedes. No se dejen devorar por la diaria. No vayan tan rápido. Disfruten de las pequeñas cosas que la vida nos regala. Pasen tiempo juntos, charlen, sean sinceros. Hay que pelearla juntos porque, está claro, que dificultades vamos a tener que sortear siempre. El tema es cómo las encaramos y cómo salimos parados de ellas. Soy un agradecido de la vida por la mujer y la familia que tengo y ojalá cada una de ustedes pueda decir lo mismo con el paso del tiempo.

La vida vivida de esta manera, no tiene desperdicio.

Nos encontramos en Noviembre,

 

Patricio Caputo